Son 33 las víctimas que deja el derrumbe en la vereda Portachuelo, entre ellos se cuenta a Gersaín Díaz, su líder, el que durante varios años intentó que esas seis viviendas fueran reubicadas.

Como un hombre entregado a la comunidad, así es recordado Gersaín Díaz Diago, un habitante de Portachuelo que buscó por varios años la reubicación de las viviendas que fueron sepultadas por un alud, el pasado domingo.

“Todo el mundo lo conocía por aquí en el pueblo, tenía muchas amistades, colaboraba mucho y pues, da tristeza porque estaba todavía muy joven”, dijo Vladimir Paz, familiar.

Publicidad

Su liderazgo llegó más allá, en todo el municipio se escucha por estos días su nombre, ligado a escenas de labor social tendientes a favorecer a víctimas del conflicto y damnificados por la ola invernal.

“Una persona muy entregada a la comunidad, siempre dando muestras de liderazgo, muy conocida yo creo que en todo el municipio, el departamento”, sostuvo Raúl Hermes Paz, presidente JAC vereda El Sauce.

Su afán de reubicar a su vereda lo había llevado a la decisión de luchar desde el interior de la administración, había tomado la decisión de postular su nombre para los próximos comicios.

“Estaba luchando por desalojar estos sitios, porque se encontraban mal y desde el Concejo luchar por los desplazados y todos”, expresó su amigo Giovany Castillo Garzón.

Pero su familia no fue inferior al liderazgo de Gersaín, en este duro trance, acompañados de comunidad y rescatistas perseveran para encontrar su cuerpo y darle cristiana sepultura.