En Bello, norte del área metropolitana de Medellín, este año los homicidios han aumentado el 125 %. 65 personas han sido asesinadas a pesar que se militarizó el municipio, por eso con una inversión de 2.500 millones de pesos la Gobernación de Antioquia, implementa el uso de drones para la vigilancia en los municipios con mayores índices de confrontaciones armadas.

«Inicialmente nosotros priorizamos 14 municipios en Antioquia, entre esos municipios está Bello, están algunos municipios del Bajo Cauca, los que tienen mayores efectos o fenómenos delincuenciales», dijo el general Óscar Gómez Heredia, comandante Región 6 de la Policía.

«Nosotros estimamos que cada dron puede estar por encima de 200 millones de pesos, pero son drones bien estudiados en su tecnología, que nos van a permitir avanzar mucho más que las mismas cámaras estáticas que tienen los municipios», sostuvo Luis Pérez Gutiérrez, gobernador de Antioquia.

Serán manejados en cada municipio desde la central por la Policía.

«Nos van a servir para recolectar elementos, materiales probatorios para que los policías cuando hay estos hechos delictivos puedan tener suficiente acervo probatorio en los juicios y poder judicializar a los delincuentes», indicó el general. 

Además las autoridades pretenden que con el uso de drones se puedan prevenir crímenes y aumentar las capturas en fragancia.