Los investigadores tienen indicios claros sobre el autor del robo del grabado de Goya en Bogotá.

Esos indicios empiezan a mostrar que probablemente detrás del robo de la obra hay un artista, o un grupo de artistas inconformes.

 Para la directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, este comunicado, firmado por un extraño grupo que se hace llamar “comando arte libre s-11”, en el que se reivindican el robo de uno de los grabados de Goya que se expone por estos días en las salas de la fundación, debe ser verificado y pues aún no se sabe a ciencia cierta si existe o no ese grupo.

El comunicado que además tiene dos fotos en las que aparece el alcalde  de Bogotá, y en una de las cuales reemplazaron con un  fotomontaje la imagen original de una de las obras por excremento, menciona su inconformidad con la fundación, la alcaldía de Bogotá, la diputación de Ragoza en España, y con nombre propio al alcalde y a la directora de la fundación GAA, y tiene párrafos idénticos al de la guerrilla del M-19 cuando robo la espada de Bolívar.

Publicidad

Fuentes de la DIJIN de la Policía Nacional, consultadas por Noticias Uno, confirmaron que tienen serios indicios de que  el robo pudo ser perpetrado por uno o varios artistas inconformes por el manejo de las instituciones del arte.

Sin embargo para la fundación parece más claro un propósito político que económico.

Lo cierto, hasta ahora, es que el Goya aún no aparece, ya completa tres días desde su desaparición, y tanto sus anfitriones en Bogotá, como sus dueños en España, piden a gritos que sea devuelto por su valor histórico ya que el comercial es más bien chico, y demandan que quien lo tenga recapacite sobre su manera de protestar.