El gobierno taiwanés ordenó la evacuación de cientos de residentes de la zona Norte del país, ante la pronta llegada de “María”, el primer tifón de la temporada que amenaza con vientos de hasta 191 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 234 kilómetros por hora.

Se prevé que el ciclón tropical toque tierra en horas de la noche y afecte principalmente la zona norte de la isla, una de la más poblada y donde se encuentra Taipéi, capital de Taiwán.

Las autoridades ya dieron la orden de cancelar todas las actividades industriales, financieras y educativas, a la vez que las aerolíneas y las líneas de trenes han anunciado la suspensión de sus servicios. Varios vuelos previstos para la noche del martes y la mañana del miércoles ya fueron suspendidos. 

Se prevé que Taiwán sienta los efectos del tifón hasta el mediodía del miércoles, cuando el ciclón tropical se empiece a alejar hacia el oeste y llegue a China.