El presidente Álvaro Uribe avaló a la iglesia católica colombiana e incluso al  Vaticano como garantes en la liberación de secuestrados.

La afirmación la hizo hoy antes de viajar a los Estados Unidos. Este es el comunicado expedido por la Casa de Nariño.

Bogotá, 12 ene (SP). “El Presidente Álvaro Uribe Vélez afirmó este lunes que la Iglesia Católica o incluso un delegado del Vaticano, podrían ser garantes para la entrega de seis secuestrados anunciada por la guerrilla de las Farc.

“Si la Iglesia Católica a nivel nacional o incluso el Vaticano, la Secretaria de Estado del Vaticano, o la persona o institución que designe Su Santidad (Benedicto XVI), puede ayudar para que se dé la liberación de los secuestrados, el Gobierno lo autoriza y le dará la bienvenida”, declaró el Jefe de Estado en Bogotá, en declaraciones a los medios de comunicación.

Antes de emprender un viaje a los Estados Unidos, el Mandatario recordó que su Gobierno siempre ha autorizado las gestiones de paz de la Iglesia Católica.

“En todo momento el Gobierno ha autorizado y le ha dado la bienvenida a las gestiones de paz de liberación de secuestrados que realice la Iglesia Católica”, señaló el Presidente Uribe.

Además, reiteró que por medio de la Cruz Roja el Gobierno Nacional brinda plenas garantías para que se pueda adelantar la anunciada entrega de secuestrados por parte de las Farc.

“El Gobierno dará todas las facilidades para que el Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional pueda hacer una contribución eficaz”, puntualizó el Jefe de Estado.

 

Comunicado de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz

 

Atendiendo la solicitud de la senadora Piedad Córdoba y demás firmantes de la carta del pasado 9 de enero, el Alto Comisionado par la Paz ha ratificado al Comité Internacional de la Cruz Roja -CICR- que reconoce su autonomía para contratar, dentro o fuera del país, los recursos necesarios para realizar la operación de liberación de secuestrados anunciada por las FARC.

 

Bogotá, D.C., Enero 12 de 2009