Una mujer indígena perteneciente a la comunidad Sikuani, con un embarazo de 37 semanas de gestación, fue evacuada en un avión ambulancia de la Fuerza Aérea Colombiana desde el municipio de La Primavera, Vichada hasta Villavicencio, debido a detención inesperada del trabajo de parto y fiebre, que ponían en riesgo su vida y requería atención especializada de manera urgente.

La paciente de 21 años de edad fue trasladada en un avión Caraván medicalizado adscrito al Comando Aéreo de Combate No. 2, que reaccionó a las 4:30 de la madrugada del viernes 12 de octubre de 2018 desde la base aérea de Apiay, Meta.

El personal médico de la Fuerza Aérea Colombiana monitoreó los signos vitales de la paciente y su bebé durante todo el trayecto, intentando comunicarse con ella y su acompañante, ya que los dos solo hablaban su lengua nativa, procurando así brindarles la mayor tranquilidad hasta aterrizar en Apiay donde fue remitida a un centro asistencial de Villavicencio.

Esta misión se logró gracias a coordinaciones entre el Centro Nacional de Recuperación de Personal, CNRP de la Fuerza Aérea Colombiana y Nueva EPS, salvando la vida de la madre y su bebé.