A partir del primero de septiembre, la tasa de usura, que ahora se aplicará mensualmente, será de 32.22%, lo que significa una reducción de 75 puntos básicos, medida que, según el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, no impactará a los tarjetahabientes.

“Esto no necesariamente se transmite en una rebaja en las tasas, porque ninguna de las modalidades de crédito que están regidas por ese techo están pegados al mismo. Lo que se está cambiando es el techo que baja 75 puntos básicos, no se están rebajando las tasas que se ofrecen, simplemente se está diciendo que cualquier tasa no puede ir por encima de ese tope”, indicó Castro.

Foto Archivo-CMI

Por su parte, el vicepresidente de Asobancaria, Jonathan Malagón, manifestó que el alivio financiero para los colombianos será mínimo: “la nueva tasa de usura tendrá una incidencia casi que nula sobre la actividad económica, el alivio será de tan solo $3.000 o $4.000”.

Recordemos que la tasa de usura tenía una metodología trimestral y por petición del Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, empezará a ser trimestral, con el objetivo de que  la baja en las tasas de interés que ha venido haciendo el Banco de la República se refleje también en el crédito de consumo y en el segmento de tarjetas de crédito de una manera más rápida.

Daliana Garzón CM&