Los codirectores del Banco de la República decidieron mantener la tasa de intervención en 5.25 %, el principal motivo que presentaron fue que en agosto subió la inflación.

Juan José Echavarría, gerente general del Banco de la República, indicó que «como se esperaba, después de un año de descenso continuo, en agosto la inflación anual se incrementó y se situó en 3,87 %. La aceleración de la inflación se explicó principalmente por el mayor ritmo de aumento anual del IPC de alimentos, debido a una base baja de comparación. El promedio de las cuatro medidas de inflación básica continuo descendiendo y se situó en 4,74 %».

Así mismo, señaló que las nuevas cifras de actividad económica apuntan a que el crecimiento del tercer trimestre también será bajo, pero superior al observado a la fecha.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, aseguró que todavía queda un leve espacio para que se bajen las tasas de interés y que «hacia adelante, llegar a una postura de política monetaria expansionista dependerá de las proyecciones de inflación, brecha del producto y déficit de cuenta corriente».

Las expectativas de inflación para los codirectores del Emisor para el cierre de este año se ubica en 4,18 % y para el cierre de 2018 en 3,58 %.

Daliana Garzón – CM&