La junta directiva del Banco de la República decidió por unanimidad mantener la tasa de interés de intervención en 4,25 %. 

En febrero la inflación anual y el promedio de las medidas de inflación básica disminuyeron y se situaron en 3,01 % y 2,81 %, respectivamente. Las expectativas de inflación disminuyeron, pero se mantienen algo por encima del 3 %. 

En lo corrido del año, el precio internacional del petróleo aumentó, pero se mantuvo por debajo del promedio observado en 2018. En el mismo periodo la prima de riesgo país se redujo y el peso se apreció frente al dólar.

En 2018 la cuenta corriente de la balanza de pagos presentó un déficit algo más amplio que el previsto y se espera que vuelva aumentar en 2019. Esto último, en un entorno de mayor crecimiento de la demanda interna y de condiciones financieras externas más favorables.

En este entorno, al evaluar el estado de la economía y el balance de riesgos, la junta consideró conveniente mantener la tasa de interés de referencia en 4,25 %.