El Banco Mundial se reprochó girar 18 millones de dólares para que la empresa Eco Oro explotara por lo menos 12 millones de onzas de oro y plata en el páramo de Santurbán, Santander, a través de un proyecto denominado Angostura.

El Oficial de Cumplimiento del Banco, publicó esta semana el informe de junio de este año en el cual manifiesta que la Corporación Financiera Internacional tenía conocimiento de la proximidad del proyecto Angostura con el páramo omitiendo que había un impacto potencial de la mina sobre Santurbán.

El Ombudsman le recriminó al Banco Mundial porque en el momento de la inversión la legislación colombiana estaba trabajando para determinar los límites y los planes de gestión de los páramos y no estaba claro hasta qué punto el área del proyecto Angostura deterioraría el ecosistema de Santurbán.

El pronunciamiento de la CAO es producto de que la queja que presentó en Washington el Movimiento por la Defensa del Páramo de Santurbán en septiembre de 2014.

Publicidad

El páramo de Santurbán es la fábrica de agua que surte a dos millones de habitantes de Santander.