El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, respaldó a EPM en su manejo de la contingencia de Hidroituango, y se comprometió para buscar que continúe el desembolso de los recursos de crédito contratados para la construcción de Hidroituango por una suma de 1.100 millones de dólares.

«Esto lo hicimos desde el brazo privado del BID a las Empresas Públicas. El BID puso 300 millones de sus propios recursos y vinieron de la mano con nosotros, otros 800 millones que provienen de una cantidad de fondos que jamás habían invertido en Colombia, y lo hicieron claramente por el paraguas que provee el BID y reconociendo el éxito y la historia de buen manejo que tiene las Empresas Públicas de Medellín», indicó el presidente.

De igual manera, aseguró que “el BID tiene fe en que la obra salga adelante. Hemos traído todo tipo de expertos internacionales que revisen la montaña y que revise todos los temas para que se termine con éxito la obra”.

«Hoy en día de lo que he oído de todos los expertos es que más allá de que van a demorar la entrada en operación de Ituango, es una represa que gracias a Dios se va a poder terminar, y que representa el 20% de la generación eléctrica en Colombia», añadió.

El presidente del BID reconoció el costo económico que significará para las finanzas del país la llegada masiva de venezolanos.

Por eso promueve entre privados la creación de un fondo para atenderlos en temas como educación y salud.

«Algunos economistas del banco han hecho algunas simulaciones que calculan que el shock negativo hacía la economía colombiana puede significar cerca de medio punto del PIB (Producto Interno Bruto)».

Publicidad

Más de 50 alcaldes de ciudades de Iberoamérica están reunidos en Medellín en la reunión anual y seminario “Ciudades Incluyentes: Aprendiendo de Medellín”.