El Banco Interamericano de Desarrollo cancela su reunión anual, que se iba a llevar a cabo en China, luego de que el Gobierno de Pekín se negó a permitir el ingreso al país del representante nombrado por el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó. 

La entidad, con sede en Washington, detalló en un comunicado que los directivos del BID y la Corporación Interamericana de Inversiones aprobaron una resolución para trasladar la asamblea de gobernadores de ambas instituciones de Chengdu (China) a otro lugar que aún no se ha decidido y anticipó que, «en un plazo de 30 días, presentará sus recomendaciones respecto a la sede y fechas» en las que llevará a cabo la Asamblea Anual de 2019.

Por su parte, el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, acusó a China de «minar el avance de la democracia» en Venezuela con su negativa a otorgar la visa a Ricardo Hausmann. 

En un artículo publicado en el diario The Miami Herald, indicó «una vez más China pone por delante sus propios intereses a costa del pueblo venezolano». 

También aseguró que «es la primera vez en la historia del banco que una nación anfitriona rechaza a uno de los miembros».

Pence hizo un llamado a «cada una de las naciones de la comunidad internacional» para que se unan a Estados Unidos y le retiren «el apoyo a la fracasada dictadura de Nicolás Maduro».