La Sala Plena de la Corte Constitucional dio vía libre al decreto 903 de 2017, el cual estableció una serie de disposiciones sobre el inventario de bienes y activos de las Farc.

Allí se determinó la creación de un fondo para el manejo de dichos bienes y activos, para la reparación de las víctimas, la financiación de su reincorporación económica, la creación del movimiento político de las Farc y el centro de pensamiento.  

No obstante, como lo anticipó CM&, el alto tribunal condicionó la norma en el entendido de que sus bienes y activos entregados de forma voluntaria al Estado, deberán ser usados única y exclusivamente para la reparación de las víctimas del conflicto armado.

Es decir, la Corte eliminó parte del artículo 4 de ese decreto que hacía referencia al punto 3.2.2 del acuerdo final, en cuanto a que dichos recursos también se destinarían a la financiación de su reincorporación económica, el centro de pensamiento de las Farc y demás.