Mientras tanto, continúa aislada por tierra la capital del Putumayo, por la protesta de clientes de DMG…

A pesar de que algunos campesinos habían despejado la vía, en las últimas horas se reactivó la protesta y el bloqueo a la carretera.

La situación en el Putumayo está lejos de normalizarse.  Por una parte Mocoa continúa aislada por los permanentes bloqueos que organizan simpatizantes de la firma DMG en la carretera que comunica al departamento con el occidente y centro del país.

Además, los comerciantes de la zona siguen afectados, pues los saqueos a locales comerciales no se detienen y aquellos que no han sido afectados solo pueden abrir entre las 7 de la mañana y la una de la tarde por orden de los organizadores de las protestas.

Mientras tanto, ya son más de dos mil campesinos los que se han reunido en el casco urbano del municipio de Puerto Guzmán, 76 kilómetros al sur oriente de Mocoa, los cuales protestan por los efectos de las fumigaciones con glifos ato en áreas de cultivos legales.

“La gente se ha desplazado de su lugar de origen por el abandono estatal”

Por último, por lo menos trescientas personas continúan resguardadas en la escuela central de Puerto Asís debido a las amenazas del frente 48 de las FARC contra los habitantes de la vereda Brisas del Joncón.  Cinco de los heridos por el atentado de ayer con una motobomba, continúan recluidos en el hospital de la localidad.

Publicidad