Los siete consorcios del SITP rompieron su silencio y revelaron que están al borde de la quiebra y sin capacidad para continuar con la operación. Las deudas de los consorcios (Este es mi bus, Suma, G móvil, Tranzit, Etib, Masivo Capital y Consorcio Express) superan los 8 billones de pesos.

“Si el Distrito no toma decisiones de fondo sobre el SITP, mis proyecciones indican que a final de año, Bogotá se quedaría sin transporte público, no tenemos forma de seguir” advirtió Víctor Martínez, vocero de los operadores.

 Aseguran que cada día que pasa la operación es más insostenible y no ven voluntad del Distrito para superar la crisis.

“TransMilenio está congelado por el miedo a las investigaciones de los organismos de control y por eso no actúa, nos declaramos confundidos porque el alcalde Peñalosa dice que quiere salvar el sistema pero TransMilenio no tiene compromiso, la gerente Alexandra Rojas ni siquiera asiste a las reuniones”, agregó.  

El desangre del sistema corre, entre otras cosas, por cuenta de los buses vacíos y de los colados “es indolente la indiferencia, de cada 10 pasajeros, 5 se cuelan y el Distrito no hace nada”, añadió Martínez.

Actualmente, el SITP opera con 7.000 buses y el sistema está implementado en un 50 %. Coobus y Egobus están liquidados, Tranzit y Este es mi bus se acogieron a la ley de insolvencia económica y los otros 5 operadores estarían considerando el mismo camino.

«Todas las empresas iríamos a la ley de insolvencia antes de mitad del otro año si continuamos con el actual sistema», finalizó el vocero.

Publicidad

CM& consultó a TransMilenio,  la entidad dijo que se pronunciará sobre la grave advertencia en las próximas horas.

Diana Giraldo – CM&