El ministro de Defensa, Walker San Miguel, respondió a las declaraciones del presidente Hugo Chávez de asistir militarmente a Evo Morales para solucionar la crisis que atraviesa ese país.

San Miguel dijo que para superar las dificultades, el pueblo boliviano deberá fortalecer la unidad y la cohesión.

Chávez también había instado al  comandante en jefe de las fuerzas armadas de Bolivia, general Luis Trigo, a defender al gobierno de Morales.

El ministro boliviano dijo que las fuerzas armadas están manejando todo con prudencia y cautela, protegiendo al pueblo y a las instalaciones petroleras".

De otra parte, el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branco Marinkovic, uno de los más duros opositores al presidente Evo Morales, anunció la decisión de poner fin a los bloqueos en carreteras nacionales e internacionales, tomas de instituciones del y ataques a infraestructuras energéticas que afectaron incluso a los envíos de gas a Argentina y Brasil.

La decisión fue tomada como señal de buena voluntad en la búsqueda de establecer un proceso de dialogo con el gobierno de Morales.

Publicidad