Este lunes el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, iniciará su agenda pública en Estados Unidos en lo que es su primer viaje oficial al exterior desde que asumió el poder el pasado 1 de enero.

Se espera que este martes el mandatario se reúna con su homólogo estadounidense, Donald Trump, con el fin de abordar como uno de los temas principales la crisis venezolana.  

La decisión de romper la tradición de los nuevos mandatarios brasileños de realizar su primera visita oficial a Argentina es un gesto que Trump correspondió alojando a Bolsonaro en Blair House, la residencia oficial para huéspedes oficiales situada frente a la Casa Blanca.

«Brasil y Estados Unidos juntos asustan a los defensores del atraso y de la tiranía alrededor del mundo. Los que tienen miedo de alianzas con un país libre y próspero? ¡Es lo que hemos venido a buscar!», dijo Bolsonaro en su cuenta de Twitter tras su llegada a Estados Unidos este domingo.  

El canciller Ernesto Araújo dijo que el viaje a Estados Unidos marcará la «reactivación de una asociación natural».

Publicidad

Bolsonaro viajó acompañado de seis ministros, entre ellos Araújo, el titular de Economía Paulo Guedes y el de Justicia y Seguridad, Sergio Moro.

En la tarde del domingo unas 50 personas se congregaron frente a la Casa Blanca para protestar con pancartas que rezaban «Bolsonaro asesino» y «Liberen a Lula», en referencia al expresidente de izquierda (2003-2010) condenado a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.