Las declaraciones del vicepresidente Vargas Lleras con objeciones al acuerdo de paz en materia de justicia especial que se aplicará a los responsables de la guerra generaron una polémica política en el Gobierno y en su bancada de congresistas.

Miembros del partido del Vicepresidente reaccionaron a las críticas que le hicieron a este por no ser solidario con el sí a la paz y de otro lado señalaron que Vargas Lleras se copa más de su futuro político.