De día y de noche, 300 personas de la empresa de aseo luchan contra la mugre que inunda las calles de Bucaramanga y su área metropolitana. 

Para los encargados de esta no tan grata tarea, el problema es de poco amor a su casa, pues las cifras de recolección impactan. 

Vea la nota completa en el video.