Hace pocos minutos un bus de la Policía se fue a un abismo, al parecer, tras presentar fallas en los frenos, a la altura de Chusacá, Cundinamarca, en el kilómetro 104 del municipio de Granada, dejando como saldo un uniformado muerto. 

En este momento hace presencia el cuerpo de Bomberos de Soacha y Silvania para lograr establecer el número de personas heridas.

El capitán Álvaro Farfán, delegado departamental de Bomberos de Cundinamarca, aseguró que el conductor del vehículo, que es un patrullero de la Policía Nacional,  ya fue remitido al hospital cardiovascular de Soacha por la gravedad de sus fracturas.

Información extraoficial asegura que el vehículo de la Policía se movilizaba desde la escuela de Sumapaz hasta la escuela de suboficiales de Sibaté.