Armando Benedetti es investigado de forma preliminar por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, luego de ser mencionado por la ex congresista Rocío Arias por haber tenido reuniones con Salvatore Mancusso.

Según Arias, cuando el presidente Uribe hacía un consejo comunal en Montería, después de las elecciones de 2002, el senador Benedetti y otros congresistas, sostuvieron una reunión con el líder de los paramilitares, Salvatore Mancusso.

La ex representante aseguró que de esa reunión todos los congresistas están encarcelados menos el senador Benedetti.

El senador por el partido de la U se defendió argumentando que esa reunión fue para concertar el cese de fuego de ese grupo al margen de la ley.