Cada uno de los jinetes en la Feria de Las Flores de Medellín hizo una donación para ayudar a los niños con discapacidad en esa ciudad.

La cabalgata que se realizó en el marco de la Feria de las Flores en Medellín, fue un momento de diversión para muchos, propios y visitantes disfrutaron de la ciudad y los curiosos de los caballos. La meta fue recoger fondos para ayudar a varias fundaciones.

Más de 6.000 jinetes que pagaron 80.000 por hacer parte del desfile aportaron para que la Fundación Ser Feliz y otras 54 puedan seguir adelante con su trabajo a favor de la niñez paisa.

Publicidad

“Con el objetivo de que todo lo que se recaudara a través de la cabalgata fuera destinado a ONG’s, pero en particular a fundaciones que trabajamos con discapacidad cognitiva” afirmó Alina Moreno, Directora Fundación Ser Feliz.

Los recursos recibidos este año serán invertidos en salas de cómputo para mejorar el aprendizaje de los pequeños. En más de trece años los caballistas han aportado más de dos mil millones de pesos.