La Policía Nacional a través de la Dirección de Antinarcóticos lograron la captura de Wilmer Duarte, conocido como alias ‘El Árabe’, a través de una orden judicial al momento en que se encontraba descansado en una residencia ubicada en el barrio Mocho, jurisdicción del corregimiento de Piedras Blancas del municipio de Carepa (Antioquia).

Contra Duarte pesaba una orden de captura por los delitos de concierto para delinquir agravado. Este sujeto era el encargado de las comunicaciones, recopilaba la información que les suministraba miembros del ‘Clan del Golfo’ que estaban ubicados en punto estratégico en la subregión del Urabá para luego alertar de los movimientos que ejercía la Fuerza Pública a alias ‘Pueblo’ uno de los principales cabecillas de de esta organización delictiva que opera en este sector.

De igual forma le informaba de las actividades delincuenciales que se hacen dentro de la organización, también se tiene conocimiento que llevaba más de 12 años al servicio de la organización y el presunto coordinador de envíos de grandes cargamento de drogas a través de lanchas rápidas tipo ‘Go-Fast’ o ‘Pangas’, desde el Golfo de Urabá hasta Centroamérica.

Alias ‘El Árabe’ tenía órdenes específicas de alias ‘Pueblo’, para que sembrara el terror en la subregión de Urabá (Antioquia), intimidaba a comerciantes de pequeños supermercados para que pagaran “vacuna” o cuota para seguir trabajando, expedían panfletos amenazantes para generar zozobra entre los habitantes, cuando una persona se resistía a sus pretensiones económicas, los amenazaba de muerte.

También se pudo establecer por medio de labores de inteligencia que esta subestructura criminal es la encargada de ejecutar acciones criminales contra la Fuerza Pública y la población civil, y al mismo tiempo de enfrentar a otras organizaciones criminales que tienen injerencias en el sector como ‘ELN’ y ‘La Nueva Generación’, con quienes sostienen disputas por el control territorial de la región.