Las autoridades en Cali buscan a los responsables de profanar una tumba de un camposanto para tomarse fotos con el cadáver y hasta jugar con los restos.

De esta manera fue como ocho sujetos se tomaron fotografías con un cadáver de quien al parecer sería uno de sus amigos. Luego de profanar la tumba en este camposanto del norte de Cali y no contentos con ello, también jugaron con algunos de los restos.

“No es permitido un comportamiento de esta naturaleza de unos jóvenes que venían acompañando un servicio, un sepelio, una inhumación de un compañero de ellos, de manera irresponsable se manifestaron en otros lugares de camposanto cometiendo profanaciones a nuestros sepulcros, dan muestra de la degradación de nuestra juventud”, manifestó Jhon Mario Gutiérrez, gerente general del Camposanto Metropolitano de la Arquidiócesis de Cali.

Uno de los jóvenes porta un arma cortopunzante, mientras que otros intentan cubrir sus rostros para no ser identificados, sin embargo a través de cámaras de seguridad buscan establecer su paradero para aplicar las sanciones respectivas y anuncian aumento de la vigilancia en el lugar.

“Eso hace parte de la investigación, estamos tomando contacto con los administradores del cementerio, tienen una vigilancia que le corresponde generar la seguridad en el establecimiento santo, hay un personal judicial verificando si sacaron un cuerpo, si generaron material fotográfico o qué material hicieron en el cementerio”, declaró el general José Daniel Gualdrón, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Por su parte, Jimmy Dranguet, secretario de Seguridad y Justicia de Cali dijo: “vamos a hacer presencia en el territorio, ya tenemos nuestras cámaras con mayor funcionamiento y visualización. Le hicieron mantenimiento, nos va a permitir monitorear el comportamiento ciudadano”.

También las directivas del cementerio advirtieron que ese mismo día hubo otros desmanes que desbordaron la capacidad de las personas de su seguridad privada.