Críticas ha generado en las redes sociales una declaración del alcalde de Cali, Maurice Armitage, durante una entrevista en el programa Primera Hora de CM&, que se emite por el Canal 1, en la que afirmó que “Cali es una ciudad muy explosiva (…) una ciudad donde tenemos un millón de negros y convivimos con ellos en paz”.

Las declaraciones del mandatario local se dieron cuando era entrevistado sobre los disturbios en medio de un partido de fútbol entre el Deportivo Cali y el América, que dejaron 30 heridos y 85 detenidos, el pasado 25 de mayo.

“En ese partido, yo llamé al presidente del América y al de la Dimayor, y les pedí que aplazaran ese partido porque teníamos, en ese momento, los problemas en Buenaventura y todo el occidente estaba convulsionado. Y eso nos estaba repercutiendo en Cali. Cali es una ciudad muy explosiva. Cali es una ciudad donde tenemos un millón de negros, convivimos con ellos en paz y los queremos mucho, pero tenemos que tener cuidado sobre todo con este tipo de violencia”, sostuvo el alcalde.

Afirmó: «tomé medidas, inclusive en contra de mi bienestar político y bajé 22 puntos en la última encuesta de popularidad, porque paré el estadio”.

Concluyó diciendo que: “los colombianos tenemos que entender que el fútbol es un deporte y no una cosa de violencia y tenemos que tomar soluciones radicales en ese sentido”.

Armitage desmiente sanciones contra polarizados en Cali

Respecto a la discusión que se desató en redes sociales cuando un funcionario de Tránsito anunció estrictos controles a los vehículos con vidrios polarizados, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, ofreció disculpas a los caleños «por la imprudencia de un funcionario que sacó la medida» y negó sanciones.

«No estamos persiguiendo en Cali a la gente que tenga su polarizado, estamos persiguiendo a los delincuentes. La gente puede estar tranquila en eso (…) Yo sería la primer víctima de los polarizados porque en mi familia, todas mis hijas usan polarizado».

También afirmó que sí deben “controlar el polarizado, porque se usa en determinado momento para delinquir, pero no significa que se vaya a prohibir”.

Armitage concluyó dando un parte de tranquilidad a los caleños diciendo que “no se va a perseguir a la gente de bien, todo el mundo tiene que estar tranquilo con eso”.

Redacción Internet CM&