Luego de legalizar las construcciones informales y conectar servicios públicos en una zona declarada reserva ecológica en Cali, la ciudad se enfrenta a pagar a los invasores para recuperar un futuro parque.

Noticias UNO