De acuerdo con una ley promulgada por el gobernador Jerry Brown, California se convirtió en el primer estado de Estados Unidos que requiere que las compañías cotizadas en algún mercado del país, incluyan mujeres en su junta directiva antes de 2019.

Según explicó Brown, los recientes sucesos que envuelven a Washington, en el marco a las acusaciones que envuelven al candidato a la Corte Suprema de Justicia, Brett Kavanaugh;  muestran la necesidad de enviar un mensaje al resto del país sobre los derechos de la mujer.

Asimismo, la senadora demócrata Hannah-Beth Jackson, quien hoy encabeza la iniciativa, aseguró que incluir a más mujeres en el mundo corporativo podría ayudar a reducir las agresiones sexuales y el acoso en el lugar de trabajo.