Como les contábamos al comienzo de Noticias Uno, hoy tuvimos acceso a un documento excepcional. Una cámara aficionada captó las primeras labores de rescate después del temblor en Quetame, Cundinamarca, el pueblo más afectado. Las imágenes muestran la desesperación en el momento de la tragedia, pero también la enorme solidaridad de los agentes de Policía y los civiles que se dedicaron al rescate, segundos después del sismo.

15 minutos después del fuerte temblor.

Un camarógrafo aficionado grabó las dramáticas imágenes de campesinos y policías que desesperados, intentaron salvar la vida de cinco personas de una misma familia, atrapadas en sus carros aplastados por las rocas.

Los agentes de la patrulla 1615 de la policía de carreteras, angustiados, intentaron reanimar al padre y a sus dos únicas niñas… pero de nada bastó. El señor Dávila y sus hijitas murieron.

Más atrás, otros policías rescataron el cuerpo de su esposa.

La improvisada operación continuó a pesar de las rocas que seguían cayendo en el sitio Puente la Balsa, por las réplicas que continuaron durante la tarde.

La incansable labor de los policías, sus manifestaciones de esperanza y el constante riesgo de perder sus vidas para reanimar otras, terminó con la desesperación de un transeúnte que dejó en su cámara, el triste recuerdo del final de la familia Dávila de Villavicencio.