La Cámara Baja de Estados Unidos, de mayoría demócrata, aprobó este miércoles una resolución con la designación de los siete legisladores que harán de «fiscales» en el juicio político contra el presidente Donald Trump y que establece que estos tienen que entregar formalmente los cargos contra el mandatario al Senado.

La Cámara de Representantes alcanzó los votos necesarios para dar luz verde a la resolución, con 224 a favor y 190 en contra.