El proyecto ahora depende del Senado.

"El proyecto está aprobado" fueron las palabras de la presidente de la Cámara Baja, Nancy Pelosi luego de que anunciará que la medida fue aprobada con 220 votos a favor y 215 en contra.

La reforma sanitaria de Salud es liderada por el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien indicó que “en un voto histórico, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que finalmente hará realidad la promesa de un cuidado de la salud de calidad y asequible para los estadounidenses”.

El proyecto pretende subsidiar a cerca de 36 millones de personas de las 46.3 millones que se encuentran sin seguro de salud. Es decir que el 96% de los estadounidenses podría tener su salud asegurada. Además, prohíbe a las aseguradoras negar la extensión de la póliza a personas que sufren de alguna enfermedad.

El gobierno estadounidense ha informado que el proyecto tendrá un costo de 1.1 billones de dólares durante 10 años, gasto que en parte será compensado con subidas de impuestos a los ricos.

El mandatario aseguró que "esta reforma dará estabilidad y seguridad a las familias, ofrecerá atención sanitaria de calidad y en condiciones asequibles para los ciudadanos. Este es el cambio que el pueblo norteamericano necesita urgentemente".