Las cámaras del Centro Automático de Despacho de la Policía, lograron un registro excepcional de la forma de cómo se vivió el temblor en la ciudad.

Las imágenes son breves pero absolutamente excepcionales. Los carros saltan sobre las vías, las palomas de la Plaza de Bolívar huyen despavoridas, y hasta las propias cámaras de seguridad estuvieron a punto de desprenderse de sus soportes.

A las dos de la tarde,  veintidos minutos y cincuenta y seis segundos, las cámaras del Centro Automatico de Despacho de la Policía de Bogotá, comenzaron a registrar el minuto más tenebroso sufrido por los habitantes de la ciudad. 

En la Calle 47 con Carrera 7ma, éste es el momento exacto del temblor.

En la Calle 98 con Carrera 11 al norte de la ciudad, algunos habitantes salieron aterrorizados de sus viviendas.

En ese mismo instante, la cámara registra cómo las palomas de la Plaza de Bolivar, emprenden vuelo aterrorizadas, mientras algunos transeuntes desprevenidos aún no se percatan del movimiento de tierra.

Otro peatón quedó registrado en las cámaras de seguridad, cuando pierde el equilibrio a causa del sismo, o éste otro hombre que comienza a caminar en zigzag a causa del temblor, mientras que el ciudadano con el que se cruza, se paraliza esperando a que pase el momento.     

Otras de las quinientas imágenes del temblor captadas simultaneamente por la Policía son estas, En el Centro Comercial Atlantis y en la Calle 80 con Carrera 30 de Bogotá, donde el sismo mueve a su antojo una valla doble de tres toneladas de peso y el poste sobre el que soporta la cámara de video que grabó el mayor susto que han tenido los bogotanos en esta década.