El 1 de Marzo todos los médicos, odontólogos, optómetras y nutricionistas podrán prescribir a sus pacientes medicamentos y tecnologías no contempladas en el Plan Obligatorio de Salud sin necesidad de autorización de los Comités Técnico Científicos que hasta ahora servían de filtro antes de darse aprobación a lo que el médico recetaba a su paciente. De hecho dichos Comités desaparecerán para afiliados al régimen contributivo.

En lugar de los comités, los profesionales de la salud, podrán prescribir a través de la aplicación Mipres de la página web del Ministerio, con la se espera dar autonomía a los médicos pero apelando a la autoregulación.

Pero la Ley también obliga al Ministerio de Salud, a establecer cuales servicios y tecnologías NO podrán ser financiados con recursos públicos por tratarse de:
1. Tratamientos Cosméticos
2. Tratamientos en fase de experimentación
3. Tratamientos no seguros o efectivos
4. Tratamientos sin efectividad Clínica
5. Tratamientos no aprobados por el Invíma.

Por eso esta semana el Ministro de Salud, Alejandro Gavíria expidió una resolución en la que se define la metodología con la que se establecerán cuales tratamientos saldrán del sistema financiado por el Estado.

Publicidad

Hasta el 31 de marzo y luego en una segunda fase, de Junio a Julio de este año, cualquier persona, previamente inscrita en la página Web del Ministerio, podrá presentar objeciones a aquellos servicios que según su parecer NO deben ser pagados por el sistema de salud. Estas solicitudes serán analizadas por un grupo de Análisis Técnico- Científico que emitirá un concepto. Luego su decisión será consultada con los ciudadanos.

Este mecanismo busca velar por la transparencia del proceso.