Luego del trágico accidente del avión que transportaba desde Santa Cruz de la Sierra a Medellín al equipo Chapecoense, periodistas y tripulación para la final de la Copa Sudamericana y que dejó 71 muertos y 6 heridos, la Cancillería ha impulsado las labores de identificación y otros trámites tendientes a lograr la pronta repatriación de las víctimas de este siniestro.

La Cancillería estableció los canales de coordinación con las entidades colombianas competentes, como la Fiscalía General de la Nación, el Instituto de Medicina Legal y la Registraduría Nacional del Estado Civil. Además participan en este acompañamiento la Alcaldía de Medellín y los funcionarios del Aeropuerto Olaya Herrera.

Varios psicólogos voluntarios e intérpretes del portugués acompañan a las familias de las víctimas en Medellín para avanzar en los procedimientos de repatricación.


Publicidad