Juan Esteban Arellano, representante legal de la firma Mossack Fonseca & Co. Colombia S.A.S., Luz Mary Guerrero, presidenta de Servientrega, accionista y representante legal de las empresas Efectivo Ltda. y Circulante S.A., Sara Guavita Moreno, representante legal suplente de Servientrega S.A. y Jorge Humberto Sánchez, revisor fiscal de Efectivo Ltda. y Circulante S.A., no aceptaron cargos dentro de la investigación que se adelanta por los denominados ‘Panamá Papers’, que contenían 11 millones de documentos y reflejaban el movimiento de dinero de personajes relevantes de la escena internacional.

Según el ente investigador, la firma Mossack Fonseca “ofreció dentro de sus servicios entre los años 2010 y 2016 un entramado financiero y societario, que tenía por objeto vender facturas falsas a empresas colombianas por parte de sociedades en el exterior”, con el propósito de sacar recursos de Colombia y así poder ocultarlos.

La Fiscalía tiene evidencia que al menos 14 sociedades colombianas, habrían acudido a este método para transferir de manera irregular recursos fuera de las empresas, falsificando así su contabilidad.