El coronel Harold Felipe Páez Roa, quien hizo parte de la Cuarta Brigada en Medellín fue capturado como consecuencia de una investigación por irregularidades en la expedición de permisos de porte de armas.

También fueron capturados varios contratistas, en total, nueve personas.

El oficial, quien ya había sido apartado de las filas del Ejército, fue subalterno del general Jorge Romero Pinzón llamado recientemente a calificar servicios por los mismos hechos.