La Fiscalía ordenó la captura del Secretario de Hacienda, el Director Administrativo y otros miembros del gobierno anterior de Cartago, luego de detectar que un cheque por 234 millones fue girado a una funeraria.