Claudia Ximena Orozco, quien fue la organizadora del paseo en el “Narcobus” que terminó en tragedia en Ecuador, se entregó a las autoridades en Cali, luego de que se conociera que el vecino país había solicitado circular roja a la Interpol para extraditarla.

Según fuentes oficiales, la mujer que fue capturada está siendo trasladada a Bogotá donde se definirá su situación.

Cabe recordar que Orozco alcanzó a realizar cuatro viajes ilegales, de los que argumentó que eran para lavar dinero de un político para realizar los paseos gratis; se conoció que por cada uno le pagaron dos millones de pesos, por eso algunos sobrevivientes no creen en su confesión.

«Que le caiga todo el peso de la ley, yo sé que no es la cabecilla, es inocente, pero sabía en lo que nos metió, jamás nos dijo que nos devolviéramos», manifestó Jazmín Montoya, sobreviviente.

Entretanto los familiares de las víctimas fatales responden al perdón pedido por la sindicada.

«El que perdona está arriba, no somos nadie, en mi corazón no hay odio, para eso hay justicia», sostuvo Fanny Carmona, familiar de una víctima.

Los lesionados que regresaron a Cali dijeron que nunca recibieron apoyo del Gobierno colombiano.