La Fiscalía chilena citó a declarar al cardenal Ricardo Ezzati, imputado por su presunta responsabilidad en el encubrimiento de abusos sexuales por parte de miembros del clero.

Monseñor Ezzati, arzobispo de Santiago, y máxima autoridad de la Iglesia católica en Chile, es blanco de varias denuncias sobre una supuesta red de 14 sacerdotes que se habrían organizado para cometer delitos sexuales de manera sistemática.

El cardenal reiteró su inocencia y su compromiso en la búsqueda de la verdad.

La citación, programada para el próximo 21 de agosto, se produce en el marco de una purga en la Iglesia católica chilena y tras el ingreso a prisión de su mano derecha, el sacerdote Óscar Muñoz, acusado de abusar y violar a siete menores.