La Superintendencia de Industria y Comercio formuló pliego de cargos contra 23 empresas por cartelización en más de 100 procesos de contratación estatal.

Correos electrónicos, testimonios y chats de Whatsapp durante las audiencias de adjudicación de contratos, son algunas de las pruebas que dan muestra de la cartelización de 23 empresas que participaron en 101 procesos de contratación del estado entre 2014 y 2017.

“El proponente u oferente que quisiera resultar ganador en el proceso de contratación estatal, ofrecía a sus competidores el pago de una suma o “bolsa” de dinero. La Superindustria estableció que, en algunos casos, el pago de la “bolsa”, las compensaciones o pago por el retiro, se hacía a través de cuentas de cobro fachada que se presentaban por supuesta prestación de servicios de transporte entre ellos”, indicó Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio.

El superintendente también se refirió a los costos millonarios de estos contratos: “Los 101 procesos de selección en los que el sistema colusorio o cartelista habría sido ejecutado, tenían asignado un presupuesto oficial que, sumado, asciende a más de $73.000 millones. El objeto de los contratos era el suministro de, entre otros, materiales de construcción y ferretería, pinturas, material de alumbrado, así como material didáctico y de formación profesional”.

Por último recordó, que estas empresas que engañaron a entidades como la Fiscalía y la Policía podrían ser sancionadas hasta con $78.000 millones.

Publicidad