Carlos Arnaiz, un colombo-filipino al que la universidad de Harvard considera un genio de la arquitectura, fue el encargado del rediseño del palacio de ferias de Bogotá.