La defensa del empresario Carlos Solarte, radicó ante el despacho del fiscal general, Néstor Humberto Martínez una recusación para que el funcionario se aparte del caso Odebrecht, puntualmente el proceso por sobornos en el acueducto Tunjuelo-Canoas.

En dialogo con CM&, el abogado Guillermo Rodríguez, reveló además que su cliente Carlos Solarte se constituirá como víctima de su hija Paola Solarte, quien aceptó su participación en los hechos de corrupción, y fue condenada a seis años de prisión domiciliaria.

“Se va a presentar un incidente de reparación a víctimas dentro de la sentencia de su hija en la calidad de administradora por las repercusiones jurídicas y económicas que trae para el conglomerado, para el Grupo Solarte”, señaló el abogado.

El abogado señala además, que el constructor no tiene ninguna participación en los hechos investigados por la Fiscalía, en los que se señala que los Solarte y exdirectivos de Odebrecht pagaron mil millones de pesos al exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, para lograr el contrato para descontaminar el río Bogotá.