Hace 17 días que los funcionarios de la Rama Judicial están en paro y la solución no se ve cerca. Una mujer buscó durante todo el día de ayer un despacho ante el cual demandar a su marido, pero terminó a punto de perder su empleo.

Agotada, Sandra Moreno visitó todos los despachos judiciales que le dijeron. Sin poder en ninguno poner su denuncia. Y al no poder denunciar a su marido se quedó además sin cómo sustentar ante sus jefes las razones por las cuales no fue a trabajar.

Se estima que en las dos semanas de paro, 19.000 audiencias han dejado de hacerse en el país y miles de casos que debían entrar al sistema judicial siguen en cola.

En 1992 una ley ordenó la nivelación salarial de los trabajadores de la rama judicial, esta solo se aplicó en 1998 y no para todos, únicamente los magistrados de tribunal fueron nivelados con relación a lo que ganan los magistrados de las altas cortes.

Publicidad

Al tema de los salarios se suma el de la congestión en los despachos, como el de este, el del fiscal 13 de familia de Bogotá quien tiene a su cargo 1.300 procesos.

Una subcomisión de los trabajadores judiciales continua en acercamientos con delegados del Ministerio de Justicia, para el martes se espera que trabajadores de la rama judicial de todo el país se desplacen a Bogotá para nuevas movilizaciones.