La Organización de Naciones Unidas realizó un informe interno sobre la crisis por la que atraviesa Venezuela y explica que cerca de 7 millones de personas que viven actualmente en el país, tienen necesidades prioritarias urgentes de asistencia y protección.

La investigación asegura que en 2018, más del 94 % de la población venezolana vivía en la pobreza, incluido el 60 % que se encontraba en la pobreza extrema. Asimismo añade que unos 3,7 millones de personas están subalimentadas en el país, tres veces la tasa del período 2010-2012.  

Al menos el 22 % de los niños menores de cinco años sufren de desnutrición crónica.

Enfermedades prevenibles como la tuberculosis, la difteria, el sarampión y la malaria han resurgido y están aumentando, al igual que la hepatitis A, debido a la falta de acceso a agua potable segura.

Publicidad

«Debido a una economía cada vez más contraída y al malestar político, la población venezolana enfrenta desafíos sin precedentes para acceder a servicios esenciales, como protección, atención médica, medicamentos, vacunas, agua, electricidad, educación y acceso a los alimentos», señala el informe.

Además, cerca de 300.000 personas están en riesgo porque no pueden acceder a medicamentos o tratamientos por más de un año, incluidos los venezolanos en tratamientos de diálisis, afectados por la enfermedad de Parkinson o que tienen el virus del sida.

Según el informe, unas 5.000 personas abandonan el país diariamente, y un 10 % de la población (más de 3,4 millones de personas) viven ahora como migrantes o refugiados en los países vecinos. Alrededor de un tercio de los médicos del país (22.000), han emigrado de Venezuela.

«La politización de la asistencia humanitaria en el contexto de la crisis hace que la prestación de asistencia de conformidad con los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia sea más difícil», señala el informe.

El informe presentado esta semana al gobierno de Nicolás Maduro, que atribuye la crisis económica de Venezuela a las sanciones de Estados Unidos; y al jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de medio centenar de países.