«Los Cotilinos» serían responsables también de la comercialización de estupefacientes en Soacha, Cundinamarca.

De esta forma operaba la banda delincuencial «Los Cotilinos» conformada por 10 sujetos quienes hurtaban residencias y bicicletas de alta gama para luego ser comercializadas ilegalmente en el mercado.

Pedían hasta tres millones de pesos por un televisor que comercializaban y que legalmente cuesta cinco millones de pesos. 

Esta estructura delincuencial cometía sus fechorías principalmente en Soacha, Cundinamarca, al igual que en otros municipios.

Las 10 personas fueron capturadas y presentadas a las autoridades competentes. Según cifras de la Policía de Cundinamarca en lo corrido de este año se han capturado a más de 2.007 personas por el delito de hurto. 

Publicidad