Los líderes sindicales que discuten con empresarios y gobierno el aumento del salario mínimo, están dispuestos a bajar su aspiración del 14 por ciento.

La CUT y la CGT presentarán una oferta del 12 por ciento, que ellos consideran apenas razonable teniendo en cuenta el costo de vida, y que está muy lejos de lo que pretenden aumentar los empleadores y el gobierno Uribe.

El secretario general de la CGT, Julio Roberto Gómez, dijo  que las centrales obreras están dispuestas a bajar del 14 al 12 por ciento su propuesta para el reajuste  del salario mínimo.

Tarcisio Mora, presidente de la CUT,  advirtió que el gobierno no puede anunciar  el reajuste salarial por decreto sin discutir a fondo las peticiones de los trabajadores y desde ya anticipo lo que podría ocurrir.

Publicidad

Las centrales dicen que así se reajustara en un 200 por ciento el salario mínimo actual, un trabajador no podría vivir dignamente y que por eso se hace necesario un  incremento  escalado cada año por encima de la inflación.

Pidieron además que la conferencia episcopal se pronuncie sobre las negociaciones entre gobierno y centrales obreras.

El gobierno  hasta el momento  se mantiene en un reajuste no superior al 7.5 por ciento.