El representante Iván Cepeda denunció ante la comisión segunda de la Cámara que durante la presidencia de Álvaro Uribe se destinaron más de 3.500 millones de fondos del presupuesto nacional al distrito de riego Mocarí que abastece en parte a la hacienda de su propiedad, El Ubérrimo, en Córdoba.

Según la información presentada por Cepeda, la esposa de expresidente Uribe, Lina Moreno, y sus hijos Jerónimo y Tomás Uribe, adquirieron entre 1996 y 2003, a través de la Agropecuaria El Ubérrimo, cuatro predios que fueron inicialmente baldíos adjudicados a campesinos en Montería, Córdoba.

Asimismo las zonas de influencia del distrito de riego en las que se encuentran ubicados los predios recibieron alrededor de 1.410 millones de pesos para su adecuación y se ubican en los municipios de San Carlos, Montería, Cereté y Ciénaga de Oro.

El informe que presentó Cepeda asegura que “luego del nombramiento de Arturo Enrique Vega Varón, como director de Corpoica, el Gobierno a través del Incoder, celebró cinco convenios con esa corporación para la rehabilitación, complementación, administración, operación y conservación de los distritos, desviando así el objeto misional de dicha entidad, según una auditoría de la Contraloría General publicada en 2011”.

El representante a la Cámara afirmó que “el hoy candidato al Congreso, Álvaro Uribe y su partido, Uribe Centro Democrático pregonan que una de sus grandes banderas para esta campaña es buscar que el Estado sea austero y transparente. ¿Con qué autoridad de carácter moral, el expresidente que se benefició de dineros públicos para sus predios levanta semejante consigna?”.

El congresista pidió que las autoridades competentes “investiguen a fondo estos posibles hechos de corrupción e irregularidades contra el patrimonio público”.