De las 41.898 quejas, peticiones y reclamos contra las EPS, 35.081 son por inconvenientes en el acceso al servicio de salud, 3.257 la no autorización de medicamentos y asignaciones de citas, 1.689 el no reconocimiento de las prestaciones económicas, 1.399 oportunidades en la prestación del servicio, 328 por otros motivos y 144 por la falta de recursos humanos.

“El servicio de salud, la pensión y toda es vaina está muy embolatada en este país”, aseguró el ciudadano capitalino, Hernando Herrera.

“La salud en este país es muy complicada porque no le colaboran a la gente para pedir sus citas médicas”, aseguró la habitante de Bogotá, Vanessa Mendoza.

Según el informe de la Superintendencia de Salud, en el régimen contributivo las EPS con más quejas son: Cruz Blanca, Coomeva, SOS EPS, Medimás y Salud Vida.

En el régimen subsidiado están Comfacundi, Medimás, Convida, Comfamiliar Huila y Capital Salud.