Aunque la vida útil de un camión de carga es de 20 años, en Colombia hay modelos hasta de 40 años rodando, gastando las vías y desperdiciando combustible, pero no hay plata ni políticas claras para convertirlos en chatarra.

La Federación Colombiana de Transporte de Carga por Carretera, Colfecar, aseguró que aún no existen los recursos necesarios para chatarrizar los vehículos que ya cumplieron con 20 años de servicio, pues aunque la meta es desintegrar un promedio de 8 mil automotores anuales, apenas se está llegando a 3 mil.

El Gobierno señaló que para este año hay 51 mil millones de pesos para continuar con la desintegración de vehículos, pero reconoció que se necesita medio billón para completar toda la chatarrización pendiente a la fecha.

«Faltan cerca de 500 mil millones de pesos de los 1.1 billones que tiene establecido el Conpes, es decir que falta un poco menos de la mitad de los recursos por ejecutar y es el esfuerzo que le estamos solicitando al ministerio de Hacienda que se haga”, dijo Alejandro Maya, viceministro de Transporte.

El presidente de Colfecar dijo que hay una sobre oferta de 17 mil vehículos en el sector de carga y una cifra 9 veces mayor de carros que deben ser chatarrizados.

Juan Carlos Rodríguez agregó que “estamos hablando de 160 mil vehículos, ahí hay vehículos hasta de 40 años, de tal manera que lo que debemos determinar claramente, es un censo de esos vehículos que no se tiene”.

Publicidad

Según el Banco Mundial la sobre oferta de vehículos de carga pesada genera falsos fletes y retrasos tecnológicos entre otros problemas.

Agregó que dichos problemas se pueden mitigar con una regulación más clara en el transporte de carga.

Noticias UNO