El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, convirtió su visita a Rusia en el punto central de su agenda en Europa. Y Rusia, ni corta ni perezosa, anunció que quiere empezar un programa para producir energía nuclear conjuntamente con Venezuela.

Rusia anunció un enorme préstamo a Venezuela. Pero la mayoría del préstamo se destinará a comprar armas rusas.