El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, advirtió hoy en Budapest de que Estados Unidos «juega con fuego» al venderle armas a Taiwán, y afirmó que con esa política se inmiscuye en un asunto interno de China.

«No jueguen con fuego si se trata de Taiwán», dijo el ministro ante la prensa, después de entrevistarse con su homólogo húngaro, Péter Szijjártó.

Wang criticó que EE. UU. haya vendido material militar a Taiwán, que China considera parte de su territorio, sin tener en cuenta las protestas del Gobierno chino, y exigió a Washington que respete el principio de que sólo existe una China.

Publicidad

El jefe de la diplomacia china reiteró que «los separatistas de Taiwán actúan contra la historia y el pueblo».

Washington aprobó hace tres días la venta de armas a Taiwán por valor de 2.200 millones de dólares, una medida que el Gobierno taiwanés asegura demuestra el apoyo de EEUU ante la amenaza china.

Wang avisó de que, «si EE. UU. genera nuevos problemas en las relaciones con China, sus actos se volverán contra ellos mismos».